Las algas Argenvita se venden deshidratadas, de forma que tanto su almacenamiento como uso posterior resulta muy cómodo y se pueden conservar durante períodos de tiempo muy largos con todas sus propiedades intactas.
Algunas consideraciones a tener en cuenta son:
* Una vez compradas, es mejor guardar las algas marinas en recipientes herméticos y bien cerrados.
* Según te vayas familiarizando con su uso te irás acostumbrando a las cantidades necesarias, pero las primeras veces que vayas a consumir algas, recuerda que crecen considerablemente de tamaño una vez hidratadas.
*Enjuagar con agua fría antes de utilizar ya que es un producto natural y puede contener restos de conchillas y arena.
*Tiempos de remojo según la clase de algas:
-Wakame: Remojar entre al menos  5 minutos, escurrir y consumir cruda o añadir a cualquier cualquiere receta tradicional.
-Lechuga de mar: No necesita remojo, se puede consumir cruda o añadir a cualquier receta tradicional.
-Nori: No necesita remojo, se puede añadir directamente a tus comidas o tostar al fuego, sin aceite, durante 10 segundos. Se puede consumir cruda o añadir a cualquier receta tradicional.
Con el paso del tiempo y la experiencia irás descubriendo nuevas formas de incorporar estos deliciosos vegetales marinos a tus platos de mil maneras diferentes. Para empezar, prueba a añadir pequeños puñaditos:
*En ensaladas
*En sopas
*En guisos
*En patés caseros
Y ten en cuenta que la mejor forma de acordarte de usarlas a menudo es tenerlas a la vista en la cocina.