Preguntas Frecuentes

Preguntas Frecuentes

Preguntas Frecuentes

1. ¿Qué beneficios tiene el consumo de algas?

Desde el punto de vista nutricional, las algas son bajas en calorías, presentan alta concentración de proteínas, fibra dietética, minerales y vitaminas. (2)*

Las proteínas de las algas son ricas en glicina, arginina, alanina y ácido glutámico; contienen aminoácidos esenciales en niveles comparables a los que indican organismos internacionales (FAO/OMS) como requerimientos. Por esto se las recomienda como complemento en dietas veganas.

En las algas rojas, se encuentra el aminoácido libre taurina, que está presente en la mayoría de los tejidos. Taurina parti­cipa en muchos procesos fisiológicos como osmoregulación, inmunomodulación, estabilización de membrana, tiene un rol muy importante en el desarrollo ocular y del sistema nervioso.

Las algas son excelente fuente de vitaminas A, del grupo B (B1, B2, B3, B5 y B9), C, D y E.

El contenido en minerales en algas es alto, sobre un 36% de peso seco, dentro de los macrominerales se incluyen sodio, calcio, potasio, cloro, sulfuro y fósforo.

En los microminerales se incluyen el yodo, hierro, zinc, cobre, selenio, molibdeno, flúor, man­ganeso, boro, níquel y cobalto. Las algas son fuente primaria de yodo, llegando a aportar el requerimiento diario de yodo.

El contenido de lípidos en las algas es bajo (1 a 5%). La proporción de ácidos grasos esenciales en algas es mayor que en plantas terrestres.

Tienen gran cantidad de ácidos grasos poliinsaturados, especialmente los que pertenecen a la familia de ácidos grasos OMEGA-3 (EPA y DHA).

El consumo de estos ácidos grasos se relaciona con disminu­ción del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, particularmente enfermedad coronaria.

 

Veronica Jesus Lic. en nutrición-MP 597.

*Ver Bibliografía al final de la página.

3. Soy alérgico al pescado, ¿puedo consumir algas?

Si y además es necesario.

Es nuestro país el consumo de yodo es bajo (1)*, sobre todo en ciudades alejadas del mar. Por eso a la sal se le agrega yodo por ley para evitar la carencia.

Una buena alternativa a esto, es el consumo de algas de mar, que además aportan otros nutrientes de importancia.

Veronica Jesus Lic. en nutrición-MP 597.

*Ver Bibliografía al final de la página.

5. ¿Las algas pueden ser un sustituto de la sal? ¿Por qué?

Si.  Y mejor que eso, porque las algas no sólo contienen sodio, cloro y yodo, sino varios minerales y nutrientes que le dan la importancia de “complemento nutricional”

En  1967 se promulgó la ley No 17.259/67, de profilaxis con la obligatoriedad de enriquecer con yodo la sal para uso alimentario humano y animal. El nivel de yodación elegido fue de una parte de yodo en treinta mil partes de sal (1:30.000), lo que equivale a 33,3 ?g de yodo por gramo de sal.

El bocio endémico, por insuficiente ingestión de iodo en la alimentación, es una entidad que se ha descrito prácticamente en los cinco continentes del planeta. Se calcula que más de 2.200 millones de personas están en riesgo de padecerlo. (1)*

Una idea para implementar el consumo de algas y reemplazar la sal común de cocina: “Sal de algas”

Esta sal potenciará el sabor de los platos y podremos usarla del mismo modo que la sal normal a la hora de cocinar sopas, guisos y otras preparaciones.

Para elaborarla, debemos moler sal marina y las algas que escojamos, mezclarlo todo y guardarlo bien cerrado en un frasco de vidrio. También podemos añadir hierbas aromáticas.

 

Veronica Jesus Lic. en nutrición-MP 597.

*Ver Bibliografía al final de la página.

7. ¿Las algas pueden ayudarme con mi tratamiento de quimioterapia?

Sí.  El alga wakame contiene polifenoles desintoxicantes.

Una vez diagnosticada la enfermedad podemos prevenir y tratar muchos de los efectos secundarios asociados al tratamiento médico convencional y las pruebas diagnósticas. Por ejemplo, las algas (sobre todo el alga wakame) pueden disminuir el efecto nocivo de las radiaciones ionizantes, incluso luego de una mamografía o radiografía (7)*.

 

Veronica Jesus Lic. en nutrición-MP 597.

*Ver Bibliografía al final de la página.

9. Tengo hipertiroidismo y estoy medicado, ¿puedo consumir algas?

Sólo se podrían consumir las algas Nori y Ulva, que son bajas en yodo, en forma esporádica. Especialmente en personas con dietas insuficientes en yodo.

2. ¿Qué cantidad de algas se aconseja consumir por día?

Las recomendaciones (RDA) de yodo en Argentina son de 150 mcg para los adultos, entre 90 a 130 mcg para los niños y entre 250 a 300 mcg para las embarazadas y madres lactantes al día. (3)*

nori

se puede consumir libremente.

wakame

se recomienda consumir 1 porción varias veces en la semana.

Lechuga de mar

se la puede consumir libremente.

 Veronica Jesus Lic. en nutrición-MP 597.

*Ver Bibliografía al final de la página.

4. ¿Tengo presión arterial, puedo consumir algas?

Las algas presentan una relación sodio/potasio baja, lo que contribuye a disminuir la incidencia de hipertensión, de tal manera que el consumo de algas puede contribuir a balancear la alta relación sodio/potasio de la dieta habitual (2)*.

 

Veronica Jesus Lic. en nutrición-MP 597.

*Ver Bibliografía al final de la página.

6. ¿Las algas tienen propiedades anti-cancerígenas?

Aparte de sus componentes nutritivos, las algas contienen compuestos bioactivos de alta capacidad antioxidante, como carotenoides (fucoxantina) y polifenoles. Se han investigado los pigmentos naturales de las algas encontrando actividad antioxidante, anticancerígena, antiinflamatoria (basado prin­cipalmente sobre la modulación de función de macrófagos, entre otras (2)*.

Los polifenoles son compuestos bioactivos con alta capacidad antioxidante y se han estudiado  por las propiedades que presentan en la prevención de enfermedades relacionadas con el envejecimiento, enfermedades cardiovasculares y cán­cer. Las algas pardas, como wakame, contienen concentraciones más altas de polifenoles que las  rojas y verdes

Veronica Jesus Lic. en nutrición-MP 597.

*Ver Bibliografía al final de la página.

8. Tengo hipotiroidismo, ¿puedo consumir algas?

Sí. Siempre que se respeten los valores máximos de yodo admitidos por día.

1 porción de algas = 1cucharada sopera: ¿cuánto microgramos de yodo aporta?

 

1 porción de Nori aporta 52 mcg.

1 porción de wakame aporta 1700 mcg

Y ulva tiene escaso yodo.

 

Para minimizar el riesgo de efectos adversos para la salud, the Food and Nutrition Board del Instituto de Medicina de los Estados Unidos determinó los niveles máximos tolerables de ingesta (UL) para el yodo.

 

Nivel de ingesta más alto tolerable (UL) para yodo
Edades (por grupo) UL en mcg/día
 0-12 meses No es posible de establecer
1-3 años 200
4-8 años 300
9-13 años 600
14-18 años 900
19 años y más (adultos) 1,100
*las ingestas deben ser obtenidas de Fuentes alimentarias o de fórmulas lácteas.
10. ¿Es aconsejable el consumo de algas cuándo se está amamantando? Y, ¿en el embarazo?

Si. Durante el embarazo y lactancia, la necesidad de yodo aumenta debido a que se producen cambios hormonales. Además la madre transfiere yodo al feto y también lo pasa al bebé a través de la lactancia. Si no se tiene esto en cuenta, es posible una carencia de yodo durante el embarazo, sobretodo en mujeres que viven lejos de la costa y no consumen pescados.

El alga nori es un alga roja de sabor realmente bueno y con características nutritivas que se adaptan bien a las necesidades de las futuras mamás. Es especialmente rica en proteínas, hierro y provitamina A, tres nutrientes cuya necesidad aumenta mucho en el embarazo. Además, destaca por su contenido en ácidos grasos poliinsaturados, como el Omega 3. Éste tiene un papel fundamental en la correcta construcción del tejido nervioso de los niños y en el control del estado de ánimo de la mamá.

El alga wakame es muy rica en calcio (contiene 10 veces más que la leche). Además de combatir la osteoporosis, va bien contra las tensiones y los calambres musculares típicos del embarazo. (1)*

Veronica Jesus Lic. en nutrición-MP 597.

*Ver Bibliografía al final de la página.

Bibliografia

(1)Rev. argent. endocrinol. metab. v.46 n.1 Ciudad Autónoma de Buenos Aires ene./mar. 2009. “El bocio endémico en la República Argentina. Antecedentes, extensión y magnitud de la endemia, antes y después del empleo de la sal enriquecida con yodo”. Primera Parte. Jorge P. Salvaneschi  y Jerónimo R. A. R. García

http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1851-30342009000100006

(2)Rev Chil Nutr Vol. 39, Nº4, Diciembre 2012.  “Propiedades nutritivas y saludables de algas marinas y su potencialidad como ingrediente funcional”. Vilma Quitral, Carla Morales, Marcela Sepúlveda L.Marco Schwartz M.

(3)Thompson CD. “Dietary recommendations for iodine around the world”. IDD Newslette 18:38;2002.

(4) Oregon State University. Linus Pauling Institute.

http://lpi.oregonstate.edu/mic/minerals/iodine

(5) Zava TT, Zava DT. Assessment of Japanese iodine intake based on seaweed consumption in Japan: A literature-based analysis. Thyroid Res. 2011;4:14.  (PubMed)

(6) Leung AM, Avram AM, Brenner AV, et al. Potential risks of excess iodine ingestion and exposure: statement by the american thyroid association public health committee. Thyroid. 2015;25(2):145-146.  (PubMed)

(7) Dra Fernández, Odile. Conferencia “Alimentación y cuidados anticáncer para la prevención y tratamiento de los efectos secundarios de la quimioterapia y radioterapia30ª edición de Biocultura Madrid. 15 de Noviembre de 2014

www.conasi.eu

https://www.youtube.com/watch?v=r2yuuyuVHQA  (conferencia)