El alga wakame es una de las más consumidas en todo el mundo, por sus nutrientes, por su sabor y por su textura delicada. Su preparación es muy sencilla y requiere solo de unos minutos.
A nivel cosmética el alga wakame proporciona nutrientes a la piel que estimulan la regeneración celular y la producción de elastina y ácido hialurónico, aumentando su tersura y elasticidad.
A continuación explicamos cómo elaborar una sencilla mascara casera a base de alga wakame Argenvita para nutrir en profundidad y mantener una piel saludable, joven y tersa.

Ingredientes:
Recipiente de madera o vidrio, cuchara de madera, arcilla blanca, Jugo de naranja y unas hojas de alga wakame

Elaboración:

  • Colocar las hojas de wakame Argenvita en remojo en un poco de agua (lo justo para cubrirla) durante 3 minutos.
  • Cuando esté tierna, batir junto con el agua que hemos utilizado para remojarla.
  • Colocar el puré en el recipiente de madera o vidrio.
  • Agregar el jugo de naranja al puré de wakame.
  • Añade una cucharada sopera de arcilla blanca (Se puede conseguir en perfumerías donde venden productos para profesionales de la cosmética).
  • Remueve bien los dos ingredientes hasta que consigas una textura consistente en forma de crema. Puedes corregir el espesor añadiendo más arcilla (para espesar) o más jugo y/o agua (para diluir).

Cómo aplicar:

  • Limpiar el rostro y aclarar con agua abundante.
  • Aplica la mascarilla por todo el rostro (o por la zona del cuerpo donde quieras restaurar la piel).
  • Deja actuar durante veinte minutos.
  • Humedece primero y luego retira con la ayuda de una esponjita y con agua abundante y por último aplica un producto de hidratación.

Beneficios de la mascarilla casera de alga wakame Argenvita

  • Estimula la producción endógena de elastina y ácido hialurónico.
  • Revitaliza la piel y favorece la regeneración de las células.
  • Hidrata y nutre en profundidad.
  • Produce un efecto lifting.