Alga Nori

Alga Nori

Porphyra, es el nombre científico de la conocida alga nori, es pequeña con pliegues, tiene una coloración rojiza o púrpura, aunque cuando se seca se torna negra, y al cocerse se vuelve verde.

Gracias a su utilización en la preparación del Sushi o mejor dicho gracias a la popularización de la cocina asiática, el alga nori es una de las más consumidas en el mundo.

Nori, un alga marina rica en propiedades nutricionales, gracias a su contenido en vitaminas y minerales como el yodo. Descubre sus virtudes más importantes.
Aunque es cierto que aún hoy son una novedad en nuestra dieta, también es cierto que cada vez tiende a ser mayor el número de personas que tienden a incluirlas en la cocina.

Beneficios del alga nori:

  • Rica en yodo: al igual que ocurre con la mayoría de las algas marinas, al ser muy rica en yodo es útil para la prevención del bocio y del hipotiroidismo. Por tanto, su consumo no está aconsejado en personas con hipertiroidismo.
  • Ayuda en caso de colesterol alto: en caso de niveles altos de grasas en sangre (colesterol y triglicéridos), la alga nori ayuda a disminuirlo, gracias a que es capaz de eliminar las grasas de la sangre.
  • Rica en proteínas: destaca por su alto contenido en proteínas, ya que más de una cuarta parte de su contenido son proteínas.
  • Alto contenido en minerales: como el potasio, magnesio, yodo y hierro.
  • Interesante contenido en vitaminas: como las vitaminas del grupo B, que ayudan al buen funcionamiento del sistema nervioso. También destaca su alto contenido en provitamina A.

El alga nori en la gastronomía:

Lo habitual es su comercialización seca, en forma de lámina o en escamas. Sin contar el sushi, éste alga también se utiliza desde hace milenios como saborizante, espolvoreándose sobre arroces, pastas, ensaladas o sopas.
También es habitual tostar las escamas durante un par de minutos a fuego lento y comerla directamente.

Consejos para el uso de Agar agar

Consejos para el uso de Agar agar

El agar o agar-agar es una gelatina vegetal de origen marino. Es un polisacárido sin ramificaciones obtenido de la pared celular de varias especies de algas rojas. La palabra “agar” viene del malayo agar-agar, que significa jalea.

Consejos prácticos para su uso:

Como ya sabemos el agar-agar es un polvo que se obtiene de algas y se utiliza como espensante y gelificante.
La primera diferencia que tenemos en la cocina es que es una gelatina de origen vegetal con un poder gelificante diez veces superior al de la gelatina que, por lo general, podemos comprar en el super, que es de origen animal. Además no incorpora ningún sabor ni color a la preparación en la que lo añadamos.
Precisamente la característica anterior, lo de que es una gelatina vegetal, pueda ser la más atractiva ante los ojos de mucha gente, en especial los vegetarianos y veganos. Pero es que además tiene otra serie de características que seguro les van a gustar.

agar_agar+4[1]
Cómo usar agar-agar en casa

El agar-agar al estar en polvo ya nos incita a disolverlo en un líquido para que pueda empezar a funcionar. Y sí, eso es lo que tenemos que hacer, mezclamos el agar-agar con la preparación que queramos espesar:

  • Si queremos hacer una gelatina, tendremos que llevar el líquido a una ebullición suave y remover durante unos minutos, uno o dos minutos será suficiente para que el agar-agar se disuelva en el líquido.
  • Si queremos añadirlo a una preparación para que espese, no debe hervir, ya que ese efecto de espesar desaparece y tendríamos que dejarlo enfriar de nuevo para que espese.

Lo realmente bueno del agar-agar es que podemos hacer platos calientes muy ingeniosos que mantienen la textura de gelatina en caliente hasta una temperatura de 65º C.

Ahora bien, podemos obtener diferentes tipos de gelatinas dependiendo de la cantidad de agar-agar que pongamos.

Por litro de preparación que queramos gelificar añadiremos:

  • 1,6 gramos si queremos una mezcla con textura muy blanda.
  • 3 gramos si queremos una textura blanda.
  • 10 gramos si queremos una textura dura.
  • 14 gramos si queremos una textura muy dura.

Con estas cantidades tan pequeñas hablar de aporte calórico de esta gelatina es un poco como de chiste. Para que tengan una idea si nos comiésemos 100 gramos (¡que es una locura y que nadie lo haga!) solo de agar-agar, nos daría un aporte de 261 calorías.

¿Qué recetas se pueden elaborar con agar-agar?

La posibilidad de hacer platos calientes que tengan gelatina nos abre un mundo de posibilidades. Antes solo podíamos hacer postres con la gelatina animal, con esta gelatina vegetal podemos hacer más cosas:

En concentraciones bajas lo podemos utilizar como espesante para puré, cremas, caldos, helado, mayonesa, salsas, incluso se puede utilizar como sustituto del huevo en algunas recetas en las que el huevo participa como espesante. Y como gelificante en mermeladas, jugos, compotas, tartas, flanes, etc.

El agar-agar es un producto que podemos utilizar en la cocina sin miedo porque tiene muchas ventajas.

Las algas y su valor nutritivo

Las algas y su valor nutritivo

Desde la antigüedad, las algas han formado parte de la dieta tradicional de las comunidades costeras. Hoy en día siguen siendo muy populares en Asia Oriental, especialmente en Japón, China y Corea. Recientemente, las algas han despertado el interés general por ser un alimento muy nutritivo con numerosos beneficios para la salud. A continuación presentamos algunos datos.

Tipos de algas
Las algas habitan principalmente en el agua salada de mares y océanos, y al igual que las plantas terrestres necesitan de la luz solar para crecer con fuerza. Existen más de diez mil variedades de algas, muchas de ellas comestibles. El nori es un alga roja cuyo consumo es bastante común. En  Japón, el alga nori se usa para envolver el sushi. Kombu y wakame son dos tipos de algas pardas que se utilizan frecuentemente en el lejano Oriente para ensalzar el sabor de guisos y sopas. Las algas verdes como la “lechuga de mar” puede comerse cruda en ensalada o cocinarse en forma de sopa.

Contenido nutricional
Un estudio reciente ha analizado los niveles de nutrientes presentes en varias algas marinas comestibles, comparando una porción típica (8 g de alga seca) con una ración diaria recomendada y con alimentos comunes.¹

Minerales
Las algas son ricas en minerales y en oligoelementos que absorben del mar. El calcio y el hierro tienden a acumularse en mayores niveles en las algas que en las plantas terrestres. Las algas también proporcionan grandes cantidades de yodo, que es esencial para el funcionamiento del tiroides. No obstante, el Instituto federal alemán para la evaluación de riesgos ha emitido una advertencia sobre ciertas variedades de algas con niveles excesivos de yodo y recomienda establecer unos límites máximos seguros para los productos de toda la Unión Europea que las contengan.² Por último, a menudo, el contenido en sodio de las algas es alto, lo cual deben tener en cuenta las personas que deban controlar el consumo de sal en su dieta.

Fibra
Las algas son ricas en fibras solubles como los alginatos, la carragenina y el agar que apenas se digieren en el intestino y contribuyen a aumentar la sensación de saciedad. Los alginatos y la carragenina de las algas también se utilizan para mejorar la textura y la estabilidad de ciertos alimentos procesados (como las salchichas o los croissants). Si bien los extractos de fibra de algas pueden tener un cierto potencial adelgazante, las algas probablemente tengan un efecto similar al de la fruta y la verdura en cuanto a la sensación de saciedad (y al control del peso). Una porción de 8 g de algas secas aporta alrededor de la octava parte de cantidad de fibra que requiere a diario un adulto, que es similar a la cantidad que aporta un plátano.¹

Otros nutrientes
Las algas contienen cantidades muy pequeñas de grasa y algunas variedades son ricas en proteínas. Muchas de ellas contienen niveles de aminoácidos esenciales similares a las legumbres y los huevos. También contienen vitaminas A, C y E en cantidades útiles, y son una de las escasas fuentes vegetales de la vitamina B12, lo que las convierte en un valioso complemento de una dieta vegetariana o vegetariana estricta (vegana).

Posibles beneficios para la salud
Las algas se utilizan ampliamente en la medicina china, pero en el mundo occidental prácticamente no se han explorado sus usos terapéuticos. Los estudios preliminares sugieren que ciertos polisacáridos llamados fucoidanos, que generalmente se encuentran en las algas pardas como las algas kombu y wakame, pueden tener propiedades anticancerígenas.5 Sin embargo, aún no se han comprobado en seres humanos estos posibles beneficiosos para la salud. La fibra de las algas tiene efectos beneficiosos para el sistema digestivo y para el metabolismo de los lípidos. Parece ser que también tienen efectos antiinflamatorios y antioxidantes, aunque este aspecto tampoco se ha demostrado aún en personas.6

Conclusión
Las algas son una excelente fuente de fibra, minerales y fitonutrientes.¹ Pueden consumirse sin peligro, aunque hay que tener cuidado con algunas variedades que tiene un nivel alto de sal o yodo. En general, las algas marinas pueden resultar un complemento muy útil para lograr una dieta variada. Pruébelas desmigajadas sobre arroz, papas asadas y ensaladas, o añadidas a sopas, caldos, cocidos y guisos.

Referencias
1. MacArtain P, Gill CIR, Brooks M, Campbell R, Rowland IR. (2007) Nutritional value of edible seaweeds. Nutrition Reviews 65:535-543
2. Gesundheitliche Risiken durch zu hohen Jodgehalt in getrockneten Algen. Aktualisierte Stellungnahme Nr. 026/2007 des Bundesamts für Risikobewertung vom 22. Juni 2004
3. Rose M, Lewis J, Langford N, Baxter M, Origgi S, Barber M, MacBain H, Thoma K. (2007) Arsenic in seaweed-forms, concentration and dietary exposure. Food Chemistry and Toxicology 45:1263-1267
4. http://www.food.gov.uk/news/pressreleases/2004/jul/hijikipr
5. Cumashi A, Ushakova NA, Preobrazhenskaya ME, D’Incecco A, Piccoli A, Totani L, Tinari N, Morozevich GE, Berman AE, Bilan MI, Usov AI, Ustyuzhanina NE, Grachev AA, Sanderson CJ, Kelly M, Rabinovich GA, Iacobelli S, Nifantiev NE. (2007) A comparative study of the anti-inflammatory, anticoagulant, antiangiogenic, and antiadhesive activities of nine different fucoidans from brown seaweeds. Glycobiology 17:541-542
6. Shin HC, Hwang HJ, Kang KJ, Lee BH. (2006) An antioxidative and anti-inflammatory agent for potential treatment of osteoarthritis from Ecklonia cava. Archives of Pharmaceutical Research 29(2):165-171

Cómo usar el alga wakame

Cómo usar el alga wakame

 

El alga wakame es una de las más fáciles de incluir en la dieta, pues su preparación tan solo requiere el remojo del alga durante tres minutos. Esto facilita su incorporación a cualquier tipo de platos en el último momento. Recuerda, eso sí, no utilizar mucha agua para remojarla, ya que sus propiedades pasan al agua, y conviene añadir al plato el alga con el agua utilizada para remojarla.
Estas son algunas sugerencias:

  • Puedes consumirla sola, simplemente remojada, o puedes tomarla en forma de caldo, hervida en agua durante unos minutos obtendrás una sopa muy revitalizante.
  • Puedes añadirla a todo tipo de ensaladas. De hecho, una de las mejores maneras de incorporarla todos los días a la dieta es en una ensalada en el centro de la mesa.
  • En platos de verduras, ya sean cocidas o en forma de puré. Tienes dos opciones: añadirla una vez que hayas colocado las verduras en el plato o incorporarla en el último momento de cocción de las verduras.
    Las sopas adquieren un sabor y una textura excelente cuando se les incorpora unas hojas de alga wakame, ya que son extremadamente suaves y delicadas.
  • Cualquier tipo de plato de vegetales, legumbres o cereales aceptan perfectamente el sabor y la textura del alga wakame.
  • También puedes añadirla a las galletas de arroz añadiendo algunas hojas, como si fuera lechuga.
    Otra idea es añadir el alga a la pasta, albóndigas, croquetas o empanados.
Gelatina de frutas con Agar agar

Gelatina de frutas con Agar agar

El alga agar-agar es el producto perfecto para conseguir una rica gelatina de frutas sin tener que usar gelatina de origen animal.
La gelatina de agar-agar, al igual que la gelatina de origen animal, no tiene sabor y tiene una textura más firme.
La gelatina de frutas  con agar-agar nos ofrece proteínas y todos los minerales que se encuentran en las algas.

Ingredientes: (Para 8 porciones)

  • 10 grs. de algas agar-agar en polvo Argenvita
  • 1 litro de agua.
  • 3/4 litro de jugo de anana.
  • 2 duraznos
  • 4 Kiwis.
  • 2 bananas
  • 200 g. de frutillas
  • 4 cucharadas de azúcar.

Elaboración:
Pelar y trocear la fruta. Mezclarla bien y colocarla en un molde hasta el borde.
Hervir el agua con el agar-agar durante 2 o 3 minutos. Añadir el azúcar y mezclar. Retirar y cuando temple, añadir el jugo.
Rellenar el molde de frutas con el líquido. Colocar en la heladera y esperar a que gelifique.
Desmoldar y servir la gelatina de agar-agar con frutas.
Notas:
Podes usar la fruta que prefieras da rienda suelta a tu imaginación.