ARROZ CON ALGA LECHUGA DE MAR

ARROZ CON ALGA LECHUGA DE MAR

Vamos a elaborar una receta de del chef  Ángel León (Ganador de una estrella michelin)    el chef del mar, uno de los platos emblema de su restaurante A Poniente (Cádiz).

“Es un arroz muy sencillo de hacer”, se  aconseja elaborar un caldo de pescado (fumet), no muy fuerte” para no robarle protagonismo al sabor de las algas ArgenVita.

“La lechuga de mar la dejamos para  último momento la cual agregaremos tras pasar por la licuadora y reducirle. “No dejar  mucho tiempo cociendo porque perdería esos olores”. Acompañar este plato con un buen vino blanco!.

  • INGREDIENTES: Para el Arroz: 200 g. cebolla, 100 g. mariscos, 125 g. arroz arbóreo (grano corto), Fumet, Manteca, Mascarpone. Para la Picada de Algas: 100 g. lechuga de mar, (25g. deshidratadas), 1/2 diente de ajo, 50 ml. de agua, ½ cucharadita de agar – agar (opcional) y sal.
  • PREPARACIÓN: Pochar  la cebolla, que previamente hemos cortado en brunoise, sin que tome color, añadir los mariscos cortados en cubitos pequeños y rehogar. Dejar que se consuma toda el agua que sueltan los mariscos. Poner a fuego máximo y añadir el arroz. Rehogar un poco. Añadir fumet, siempre hirviendo, poco a poco sin parar de mover, como si de un risotto se tratase. Cuando el arroz este casi al punto, añadir unos puñaditos de manteca moviendo bien para que esta ligue. Añadir la picada de algas, cocinar unos segundos y ya fuera del fuego añadir un par de cucharadas de mascarpone para darle más untuosidad y cremosidad. Poner a punto de sal. Para la picada de algas Sumergir las algas deshidratadas en agua con un poco de sal durante 5 minutos. Añadir la mezcla en la batidora y poner una pizca de agar – agar para obtener una textura más densa (opcional)
CÓMO PREPARAR LAS ALGAS

CÓMO PREPARAR LAS ALGAS


Las algas Argenvita se venden deshidratadas, de forma que tanto su almacenamiento como uso posterior resulta muy cómodo y se pueden conservar durante períodos de tiempo muy largos con todas sus propiedades intactas.
Algunas consideraciones a tener en cuenta son:
* Una vez compradas, es mejor guardar las algas marinas en recipientes herméticos y bien cerrados.
* Según te vayas familiarizando con su uso te irás acostumbrando a las cantidades necesarias, pero las primeras veces que vayas a consumir algas, recuerda que crecen considerablemente de tamaño una vez hidratadas.
*Enjuagar con agua fría antes de utilizar ya que es un producto natural y puede contener restos de conchillas y arena.
*Tiempos de remojo según la clase de algas:
-Wakame: Remojar entre al menos  5 minutos, escurrir y consumir cruda o añadir a cualquier cualquiere receta tradicional.
-Lechuga de mar: No necesita remojo, se puede consumir cruda o añadir a cualquier receta tradicional.
-Nori: No necesita remojo, se puede añadir directamente a tus comidas o tostar al fuego, sin aceite, durante 10 segundos. Se puede consumir cruda o añadir a cualquier receta tradicional.
Con el paso del tiempo y la experiencia irás descubriendo nuevas formas de incorporar estos deliciosos vegetales marinos a tus platos de mil maneras diferentes. Para empezar, prueba a añadir pequeños puñaditos:
*En ensaladas
*En sopas
*En guisos
*En patés caseros
Y ten en cuenta que la mejor forma de acordarte de usarlas a menudo es tenerlas a la vista en la cocina.